Bocas de incendio (BIES)

   Un extintor manual es un elemento con muy poca capacidad de extinción, apagará pequeños conatos de incendio. Si el conato de incendio no es apagado o se ha detectado tarde el incendio, el fuego debe ser apagado con medios más potentes.

   Un camión de bomberos se puede agotar en cinco minutos, se necesitan hidrantes en los accesos para recargar las cubas y en ciertos casos, en que el riesgo a proteger está a considerable distancia de los accesos, el tendido de FOTO 9.tiflas mangueras será dificultoso, provocará una pérdida de carga en su recorrido y en general retrasará y dificultará la extinción. La solución la encontramos en las bocas de incendio equipadas, situadas en las proximidades.

Mantenimiento

   Se efectuará con arreglo a los criterios generales, sin perjuicio de los que al respecto se establezca en las normativas vigentes.FOTO 9.tif

Ubicación

   Las bocas de incendio equipadas deberán situarse sobre soporte rígido, de forma que el centro quede como máximo a una altura de 1,5 m con relación al suelo. Se situarán preferentemente cerca de las puertas o salidas y a una distancia máxima de 5 m instalará siempre una boca, teniendo en cuenta que no deberán constituir obstáculo para la utilización de dichas puertas. En las bocas de incendio equipadas de 25 mm, la altura sobre el suelo podrá ser superior, siempre que la boquilla y la válvula manual si existe, se encuentren a una altura máxima de 1,5 m, con relación al suelo.